domingo, 30 de agosto de 2009

LA LUCHA POR LA TIERRA: REFORMISMO AGRARIO Y CUESTIÓN YUNTERA EN LA PROVINCIA DE CÁCERES (1907-1940)

Memoria de Investigación que presenta
D. Sergio Riesco Roche para la obtención
del Título de Doctor bajo la dirección del
Dr. D. Julio Aróstegui Sánchez
Madrid, 2005

---------------------------
Hace referencia a Navalvillar de Ibor en varias ocasiones:

...Algunos pueblos extremeños como Zahínos o Navalvillar de Ibor se movilizaron bajo el trasfondo de la Reforma Agraria (82). Mito o realidad, en cualquier caso esta manifestación de irredentismo agrario demostraba la escasa alteración que la estructura de la propiedad había sufrido durante el régimen de Franco y que ciertos problemas estructurales seguían mostrando su lacerante cariz. Aunque los ecos mediáticos se fueron apagando, el rescoldo demostraba cierto componente vivo en la memoria histórica de los extremeños en esta cuestión de la Reforma Agraria. ...
(82) Durante la II República, Valle de Ibor no había sido expropiada por estar exceptuada en virtud de su explotación forestal.

...Por referirnos especialmente a esos grandes propietarios a los que nos venimos remitiendo podemos ejemplificar con los casos del Marqués de Comillas y de la Romana. Así encontramos como esa documentación constata escándalos como la venta irregular del vuelo de la dehesa boyal de Navalmoral de la Mata al Marqués de Comillas, a pesar de existirsentencias judiciales pronunciándose en sentido contrario (127) o la usurpación al pueblo moralo de 3200 fanegas de la misma. En la misma dirección, la corporación de Navalvillar de Ibor escribe a Largo Caballero expresando cómo las dehesas de los propios de esa villa desamortizadasa parecían como nuevas posesiones del Marqués de la Romana. Alcalde y concejales se sorprende de que su amillaramiento se hiciera tan sólo en función de la existencia de monte bajo, jaras y brezos cuando en realidad fueron fructífera fuente de traviesas para el ferrocarril y de inmensas sacas de corchos gracias a su rico alcornocal (128). ...
(127) ADGDR. Fondo Comunales, legajo 45, escrito de la corporación de Navalmoral de la Mata a la Comisión Técnica Agraria de 27 de junio de 1931.
(128) Ibídem, Caja 43, carta del ayuntamiento de Navalvillar de Ibor al Excmo. Sr. Ministro de Trabajo D. Francisco Largo Caballero de 29 de septiembre de 1931. Ya SÁNCHEZ MARROYO (1993): Op. Cit., pág. 121, llamó la atención sobre la infravaloración tributaria de fincas de montaña, coincidiendo el propietario ya que se refería a las posesiones del mismo Pedro Caro, Marqués de la Romana en elpueblo de Cabañas.
…El 10 de mayo de 1931, numerosos vecinos de Navalvillar de Ibor se dirigen al Ministro de Gobernación solicitando la parcelación de la Dehesa del Valle de Ibor y Trassierra. La petición del pueblo es un ejemplo de lo que la proclamación de la II República constituye para el campesinado. Las fincas pertenecían a uno de los “encasillados” durante la Restauración, Pedro Caro Szchenyi, Marqués de la Romana, que poseía en toda la zona noreste de la provincia un ingente patrimonio (483). Los vecinos de Navalvillar se quejaban de las “rentas tan crecidas que no produce el terreno para pagarlas” y además se quejan de que no tienen ningún tipo de contrato (484). Narran ganaderos y campesinos de los Ibores que teniendo las fincas 4000 hectáreas “no paga el tributo que debiera al Estado por ocultación de terreno” y que dichas dehesas “pertenecían al Estado sin saber de qué forma las adquirió el propietario actual”. Se lamentan de la paradoja por la cual “siendo el mayor contribuyente de este pueblo es el que menos paga". El modelo de gestión es habitual con unos administradores y guardas que, según estos campesinos “tienen asediado y acobardado a este vecindario”...
(483) El Diputado Juan Canales se refería a él como “el señor de todos los tiempos de Navalmoral”.
(484) ADGDR, Fondo Colonias, caja 2, expediente de Navalvillar de Ibor....Esas cifras extraordinarias se repiten en otras localidades como Torrecillas de la Tiesa, que cuantifica el exceso de cabida en unas 2000 hectáreas en lo que eran antiguos baldíos o en Navalvillar de Ibor, donde el alcalde denuncia cómo se convirtió en 6000 hectáreas lo comprado como 600 por el Marqués de la Romana.
...Expone igualmente el caso de la provincia y pone nombres y apellidos a los detentadores ilegítimos:“...Hay provincias como la de Cáceres en que con carácter de señoríos se ha adquirido el 80% de la propiedad. Señoríos con carácter de merced real. Don Pedro Caro, marqués de la Romana es el señor de todos los tiempos de Navalmoral y lo era porque el amor del pueblo lo elevaba a las cumbres y otorgaba su representación. Este marqués compra dos dehesas, una en Navalvillar de Ibor con 680 fanegas de marco real (579) según el título y otra (Trassierra) que perteneció también a los propios con 200 fanegas demarco reál adquirida ésta en 6000 pts y la otra en 60000, toman 800 fanegas de marco real.”
(579) Si se recuerda, ya nos hemos referido en diversos apartados de esta Memoria a la finca en cuestión.

... El 12 de marzo, el Comandante del puesto de Guadalupe informaba de cómo unos 70 obreros yunteros se habían lanzado a la dehesa Valle de Ibor delMarqués de la Romana, calificándolos como de “filiación socialista”. El presidente y el secretario del sindicato socialista de Navalvillar de Ibor fueron requeridos por la Guardia Civil, que les recomendó que sus afiliados no continuaran “invadiendo la mentada finca y que se dirigieran al IRA, acatando lo dicho y manifestando que daban por suspendidos dichos laboreos hasta tanto se les de posesión de ellos legalmente”... (1115).
(1115) Ibídem, telegrama de 12 de marzo de 1936.
--------------------

Si estos "recortes de texto" le aníman a saber más sobre este magnífico trabajo de investigación, puede ver el texto completo en: http://www.ucm.es/BUCM/tesis/ghi/ucm-t28450.pdf

No hay comentarios:

Publicar un comentario